20
Abr
09

Contestación al correo del editor de MI PEDIATRA

Esta es la respuesta al editor de MI PEDIATRA al nunca podré agradecer suficiente que me pusiera a huevo una entrada sobre este jugoso tema.

Estimado Sr. Ángel Salvador (y resto de receptores de este correo):

Efectivamente estamos incursos en un proceso electoral muy especial y me remito a los detalles expuestos en el blog al que Vd. hace referencia, en el que podrá hacerse cargo de la gravedad de la situación que atraviesa nuestra Asociación.
Personalmente no me gustan las revistas que mezclan, a la manera que hace MI PEDIATRA , información sobre salud con publicidad que me parece (y a muchos otros pediatras) ambigua y equívoca pero creo que Vd. y su grupo tienen derecho a editar lo que les venga en gana. En muchos casos no parece claro que las marcas patrocinadoras y anunciantes no influyan en la línea científica y de contenidos de MI PEDIATRA: algo tan aparentemente inocente como tratar un tema y no otro ya puede ser tendencioso.

Pero le puedo asegurar que, al margen de esto, muchos, posiblemente la mayoría, de los pediatras de este país no nos sentimos representados por los contenidos médicos de MI PEDIATRA en gran medida tópicos, redactados por personas que no son auténticos especialistas en el tema que tratan, con frecuencia no se corresponden con las pruebas existentes y las recomendaciones más cualificadas disponibles ni “sustentada en bases científicas y acorde con el estado actual de la ciencia”. A menudo dichas recomendaciones difieren de lo que todos los días decimos en nuestra consulta y nos causan problemas con nuestros pacientes.

Le agradezco que me aclare una serie de temas sobre los que buscaba datos  y no los encontraba en ninguna parte (entiéndalo no soy periodista, sólo bloguero para esta ocasión), a saber:

  • que la cabecera de MI PEDIATRA es de propiedad de GRUPO ICM
  • que existe acuerdo de colaboración con la AEP mediante contrato refrendado en Junta de Gobierno y firmado por ambas partes
  • que dicho contrato contempla:
    • el Asesoramiento científico por parte de la AEP (según Vd “no el aval científico, como ha dicho algún indocumentado”)
    • unas contraprestaciones económicas,
    • la distribución a Pediatras
    • la obligación de contar en cada número con un porcentaje de pediatras de la AEP estipulado.
  • que dicho contrato tiene más detalles que no me (nos) refiere
  • que solamente la distribución a los Pediatras y los colaboradores-pediatras que escriben, suponen un coste anual por encima de los 100.000 €.

Pues bien, a muchos pediatras no nos parece bien que una revista privada, propiedad de su grupo, como MI PEDIATRA, con los contenidos que ya he comentado, sea publicitada desde la web de la AEP y aparezca ante la opinión pública como órgano de expresión de la AEP para padres y familias.

Distingue Vd. entre “asesoramiento” y “aval científico” y considera que el que dice “aval científico” está “indocumentado”. Hace bien en distinguir entre aval, que es algo de mayor nivel e implica que el avalista responde de la conducta de otra persona, en este caso de los contenidos científicos, y asesoramiento, que es de menor nivel y significa dar consejo o dictamen. En este último caso, el asesorado decide lo que quiere bajo su responsabilidad. Efectivamente en la cabecera de MI PEDIATRA, dice “Asesoramiento científico: Asociación Española de Pediatría” , pero tiene que buscar a los indocumentados en su propia casa:

En primer lugar en la web de GRUPO ICM en la que dice textualmente

“Revista de consulta sobre salud materno-infantil escrita por los mejores profesionales de la pediatría de nuestro país y avalada por la Asociación Española de Pediatría (AEP). En cada número se ofrecen los mejores consejos de salud y pautas de actuación para cuidar de tu hijo, desde el embarazo hasta la adolescencia.”

En otro apartado de la web vuelve a decir “avalada”.

En segundo lugar en la web de la propia AEP donde se dice

“La revista MI PEDIATRA es la única publicación mensual sobre salud materno-infantil que cuenta con el aval y el asesoramiento científico de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Desde su nacimiento, en el mes de enero de 2006, MI PEDIATRA intenta acercar, aún más si cabe, la figura del pediatra a todos los padres y madres a través de sus múltiples colaboradores, los mejores profesionales de la pediatría de nuestro país. En cada número podrás encontrar todos los consejos sobre la salud de tu hijo y la información más actual, con el mayor rigor científico.Pero MI PEDIATRA también se ocupa de la futura mamá, para ella dedica una sección especial sobre el embarazo, porque la salud del bebé también depende de la madre. Con esta publicación la AEP lidera uno de sus objetivos fundamentales que es el de prestar un servicio continuado de divulgación científica de la cultura sanitaria, a nivel de la sociedad española, con el fin de mejorar la calidad de vida y salud de los niños españoles.”

En tercer lugar en la Memoria 1998-2008 que no sé si Vds. habrán editado como hacen con la mayoría de las publicaciones de la AEP que, repartida en plena campaña electoral, dice (apartado “Otras Publicaciones”, página 44):

“Mi Pediatra Revista mensual destinada al público en general y de venta en quioscos. Su objetivo es servir de consulta sobre salud materno-infantil para los padres. Está escrita por profesionales de la pediatría de nuestro país y avalada por la Asociación Española de Pediatría (AEP). En cada número se ofrecen los mejores consejos de salud y pautas de actuación para cuidar del niño, desde el embarazo hasta la adolescencia.”

Ya ve, el indocumentado estaba bien documentado. Y la “documentación” indica que ni aval ni asesoramiento: se presume de las dos cosas. Es Vd. el que no había hecho los deberes.

Y persona mucho más cualificada que yo, que soy un humilde pediatra de cabecera ha dicho que

“No me imagino al Presidente de la AAP (Academia Americana de Pediatría) respondiendo a preguntas de padres en una revista comercial”… Sin duda, usted conoce bien las publicaciones de esa entidad y, todas ellas tienen un coordinador/es de un comité editorial formado por verdaderos expertos. En la revista Mi Pediatra, sin querer descalificar a nadie, parece imperar más el amiguismo con los autores e hijos éstos que un auténtico criterio representativo de todos los pediatras.”
Dr. Santiago García-Tornel Florensa
Doctor en Medicina
Profesor Asociado de Pediatría de la Universidad de Barcelona

Me encantaría conocer el acuerdo de colaboración con la AEP mediante contrato refrendado y firmado por ambas partes que me menciona. Estamos precisamente en campaña electoral, discutiendo lo adecuado de estas y otras actuaciones de la Junta Directiva saliente que, en gran medida, se presenta a la reelección. Así que refiera Vd. los detalles que no me detalla en su mensaje y que le detallo a continuación:

En particular esas contraprestaciones que menciona, además de las dedicadas a los colaboradores-pediatras que escriben, me podría aclarar:

  • ¿cuales son, si es que existen, para la AEP y/o la Fundación de Pediatría (francamente deberían de ser importantes por hacer publicidad en la página web y asesoría+aval).
  • ¿cuales son, si es que existen, las retribuciones del staf médico en concepto de su labor directiva de la revista? en particular para:
    • El Director Ciéntífico y Médico: Dr. Alfonso Delgado Rubio (Presidente AEP)
    • El Gerente:   Dr. Norberto Moreno
    • El responsable de la  página web Mi Pediatra: Dr. Julio Guerrero-Fdez.
    • Los Asesores Científicos:
      • Dra. Isabel Polanco Allué (Comité Ejecutivo de la Junta Directiva AEP)
      • Dr. Carlos Paredes Cencillo (Comité Ejecutivo de la Junta Directiva AEP actual Tesorero y candidato a Presidente)
  • ¿cobran también estos señores por sus artículos? (en el último número la Dra Polanco y el Dr Paredes publican uno cada uno)
  • ¿cobra, asimismo, el Dr. Alfonso Delgado por la sección “TU PEDIATRA RESPONDE …”?
  • ¿los cargos del Staff médico que pertenecen al Comité Ejecutivo de la Junta Directiva de la están vinculados a esta situación o cambiarán si cambia la directiva?

Comprenderá que estas y otras cuestiones son de vital importancia para los socios de la AEP llamados a elegir una nueva Junta Directiva.

Aunque el contenido de la revista no nos guste eso es mejorable. Aunque aparezca como órgano de expresión de la AEP para la población no nos convenza, eso se puede cambiar o se puede modificar el control del contenido para que sea realmente responsabilidad al 100% por la AEP y sus comités científicos.

Pero ciertamente tendríamos muy en cuenta el altruismo de nuestros dirigentes si cobraran nada o poco y la parte del león se la llevara la AEP y/o su Fundación. O si estuvieran desempeñando esa labor en función de su condición de dirigentes y la abandonaran a acabar su mandato. En cambio no sería nada positivo que aprovecharan su condición de directivos para avalar y publicar en revistas de contenido no compartido por muchos electores, empeñando el nombre del colectivo y con pingües beneficios personales y se hubieran convertido en fijos de la revista.

Me dice Vd. que la distribución a los pediatras está incluida en ese gasto anual de más de 100.000 €.

Según la página web del GRUPO ICM la revista se distribuyen gratuitamente cada mes a  más de 9.500 Pediatras de la AEP y que estos solicitan 19.000 ejemplares más para sus consultas. ¿ese gasto incluye ambos grupos o sólo al primero?. Porque, fíjese lo que son las malas lenguas, a mí me habían dicho que las pagaba un laboratorio. ¿Quien paga qué? ¿Los pediatras, la Industria, o la AEP – en especie en este caso, mediante la publicidad en su página web y el asesoramiento+aval – ?

Siempre según su página web, la revista se envía a las maternidades de todo el país (1.500 unidades), a tiendas de moda Cambrass (5.000 ejemplares), a las peluquerías Spejo´s (+ de 1540), a Carrefour (12.000), a Clinisas de Mapfre Caja Salud (500) a Toys RU´s (14.000) y se hacen bajo el epígrafe de “gratuitas” (perdone la curiosidad pero ya que Vds. no son una ONG ese “gratuitas” que significa ¿que no se cobran al público? ¿que no se cobran a las entidades a las que se les envían? ¿se sobreentiende que los anunciantes pagan las tarifas de publicidad en función de esa distribución? ¿que las paga un tercero? ¿los anunciantes como Cambrass reciben esos ejemplares como compensación a sus anuncios?

Perdone mi atrevimiento, pero ya que me ha dado una lección de periodismo, ya puestos, me gustaría conocer un poco más de los entresijos del mundo editorial.

Siguiendo con sus propios datos, quizás no muy actualizados, la tirada es de 100.000 ejemplares y la difusión de 89.582. Según eso, se venderían en el quiosco 26.542 ejemplares. No sé, supongo que como no son una ONG habrán calculado sus ingresos y sus gastos y les compensará editar una revista de la que tienen colocada casi el 90% antes de salir de la imprenta.

Lo que si he hecho es comprobar las páginas del número 38 de MI PEDIATRA , último publicado hasta el momento, que sepa. Lo he tenido que comprar con gran dolor de mi corazón en el quiosco (a mi no me llega, así que descuente Vd uno y le quedan más de 9.500 ejemplares menos uno). Tiene 106 páginas + portadas (y no 114 + portadas que publicita su web). Si no me he equivocado casi el 30% de sus páginas son publicidad, la mayoría explícita, alguna difícil de distinguir de la información. Según sus propias tarifas eso supone unos ingresos mensuales de unos 250.000 € mensuales de publicidad. A eso habría que añadirle los encartes, el Anuario, los ejemplares vendidos en los quioscos y los repartidos “gratuitamente” si alguien patrocina esa gratuidad.

No, no parece una ONG. Aunque yo no entiendo de esto, no se cuantos gastos tiene (las retribuciones al Staff médico, por ejemplo). Pero me encanta aprender y estoy esperando ansioso su respuesta y aclaraciones.

Entenderá que no amplíe mi análisis en este momento a las otras revistas y publicaciones de su grupo de otras especialidades y materias de las que yo no entiendo nada (ellos sabrán si están satisfechos con los contenidos).

Ni siquiera a las que edita la AEP como Pediatría Magazine o Pediatría Información (que con frecuencia es utilizada como vehículo de opiniones y críticas de la Comisión Ejecutiva de la AEP sin derecho a réplica). Ni de Inmunidad y Vacunas, boletín informativo sobre vacunación avalado por la Asociación Española de Pediatría (AEP) y la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene para el laboratorio Sanofi que ofrece información científica sobre vacunación para pediatras: novedades en el calendario vacunal, recomendaciones médicas, literatura internacional comentada sobre vacunas, etc.

Tampoco es el momento de hablar de la Guía de Puericultura de la AEP editada también por Vds. y patrocinada por Dodot.

Supongo que, como cualquier empresa editorial editan lo que les paguen y punto, que ese es su trabajo. Hablar del contenido de esas publicaciones es cosa nuestra y ya lo haremos cuando toque.

Comprenderán Vd que resulta INADMISIBLE: que se de Vd por aludido, cuando lo que se dirime en este debate, es si los contenidos de MI PEDIATRA son adecuados, si deben ser avalados-asesorados por la AEP y, para saber siempre según sus palabras, si es un “negociete” de alguien en la AEP, tendremos que disponer de los datos que amablemente le solicito.

Tampoco es admisible que Vd califique mis comentarios acerca de las elecciones y la marcha de mi Asociación de barbaridades Lea mis comentarios atentamente y tendrá la oportunidad de comprobar de que lado quedan las barbaridades.

Ni que califique de descerebrado al que intente que este debate llegue a la sociedad, que es la que, en última instancia se ve perjudicada o beneficiada de los temas que están tratando puesto que es la que paga los productos que sustentan la publicidad y la revista en los quioscos y tiene derecho a una información veraz y al comportamiento ético de las sociedades científicas y profesionales y sus dirigentes.

Personalmente he mandado un mail a un periodista (está publicado en el blog) pidiéndole que reflejara en su revista auto-calificada de “Informativo Confidencial de la Sanidad” lo que le pareciera conveniente del debate que se está dando. No tengo ninguna prueba de que en un alarde corporativo le haya ido a Vd. con el cuento, pero en caso de ser así diría poco de la confianza que pueden tener sus fuentes en su confidencialidad.

En cuanto a las consecuencias de este debate le remito de nuevo al blog. A mucha gente nos parece que lo que traería nefastas consecuencias para la AEP sería seguir en la situación a la que hemos llegado.
En cuanto a la AEPap, si la Junta Directiva mantiene la sede social en el mismo domicilio que la editorial  EXLIBRIS EDICIONES, SL lo cual ni siquiera se si es cierto, es entre otras cosas porque no tenemos o teníamos en su día recursos para tener una sede propia y que esta editorial amiga se prestó en su día a hacernos el favor.

Sepa Vd. que esta excelente editorial trabaja con nosotros a precios muy inferiores al mercado y no habríamos publicado ni un triste folleto si no fuera por su colaboración.

Claro que es propietaria de la la revista PEDIATRÍA de ATENCIÓN PRIMARIA (PAP), como DoymaElsevier lo es de Anales de Pediatría. Pero eso no es ningún obstáculo para que la revista sea nuestro vehículo de expresión y publicación oficial de la AEPap sin ningún condicionamiento ni reproche que hacerle a la editorial.

Sabe Vd. perfectamente que DINARTE, SL es la imprenta de EXLIBRIS EDICIONES, SL y nuestra asociación tiene un trato preferente con ambas porque sólo nos han demostrado profesionalidad, cariño y buen hacer,  además ningún socio se ha mostrado nunca en discrepancia con el contenido de las publicaciones de la AEPap y hablo de oídas porque nunca he sido directivo de dicha asociación. Claro que se venden sin recato en la página web de la AEPap, las publicaciones de la AEPap que da la casualidad que edita EXLIBRIS porque es la que mejor nos trata y ha sabido esperar cuando no tenías liquidez en gran medida por culpa de sus colaboradores médicos de MI PEDIATRA.

La AEPap compra a INFODOCTOR, SL un servicio de alojamiento de su página web ,  que de momento ha realizado a la perfección y que incluye el registro del dominio de la página web. En cuanto a JJ Cuervo, que no dudo que le contestará en cuanto tenga conocimiento de su carta, ponga la mano en el fuego por él  me imagino que si ha registrado el dominio alternativo, aepap.es será para bloquearlo y evitar que un cantamañanas oportunista nos cause problemas con él. La noticia sería que lo usara o que nos lo intentara vender, cosa, que como Vd. se imagina, no ha sucedido ni sucederá.

Claro que este es el modelo de Sociedad Científica (el de la AEPap) que defiendo, no puede Vd ni imaginarse cuanta sabiduría, honradez y buen hacer hay en ella.

Sepa, también, que no he cobrado por ninguna de mis colaboraciones y aportaciones ni en la revista PAP ni en la página web de mi sociedad. Que lo único que he recibido ha sido una compensación cuando he realizado un taller o seminario o he expuesto algún tema en un Curso o Congreso y unos magros derechos de autor por un libro coral sobre actividades preventivas publicado por el grupo de trabajo que goza de cierta autonomía (por ejemplo esa publicación a la que me refiero) al que pertenecía hasta hace poco y con el que sigo manteniendo una intensa relación.  Tampoco me arrepiento ni niego haber aceptado ayudas de la Industria farmacéutica y de nutrición infantil para acudir a reuniones y otros fines relacionados con la formación continuada y la docencia. Le reto a que demuestre que eso ha influido en mis prescripciones. Asimismo le diré que el seguimiento de la lactancia materna entre los niños que cuido es muy superior a la media.

No se a que “otros muchos asuntos que me son aún más cercanos” se refiere, pero le invito a que me los comunique, a ver si soy capaz de aclarárselos.

Por lo tanto todo lo que me dice no me parece ninguna carnaza para la prensa como Vd dice. En el fondo estoy deseando que determinadas cuestiones vean la luz y que se haga propaganda a la causa del cambio en la AEP.

No tengo vocación periodística ni tardía ni temprana: estoy ejerciendo mi derecho a la libertad de expresión en una situación muy adversa en una Asociación que, en mi opinión va a la deriva. Aquí nadie está jugando a reportero,  se trata de realizar y participar en un debate que, de otra manera no es posible. (vea Vd. la carta a Carlos Ortiz). Sólo exabruptos como el suyo la sacaran del ámbito en el que está: una serie de blogs para iniciados que a la mayoría de la gente no le interesa.
También, para terminar, creo que estoy en condiciones de exigirle que, aclarado que el problema no va con Vd., cuya actividad empresarial es irreprochable, o mejor dicho, no tengo ninguna razón para creer que no lo sea, DEJE DE AMENAZAR con la vía judicial y la utilización de los medios de comunicación. Sabe Vd. perfectamente que los perjudicados no seremos las personas que queremos cambiar el rumbo de la AEP, y que la publicidad no es a nosotros a quién va a hacer daño.

Y sea Vd. prudente, porque, exceptuándome a mí, que no voy en la candidatura, puede estar amenazando a la próxima Junta Directiva de la AEP, con la que seguramente le convendrá mantener una buena relación para salvar lo que se pueda de la productiva relación que ha mantenido hasta la fecha con nuestra Sociedad.

Dicho todo esto, quiero significarle que le deseo muchos éxitos y suerte a Vd. personalmente y a su grupo de comunicación. No tengo nada en contra de Grupo ICM ni de Vd. y lamento haberle causado cualquier inconveniente.  Lo que está en juego en este debate no es su posición como empresario, ni el de su grupo, lo que estamos debatiendo es el cambio de rumbo que debe imprimirse a nuestra sociedad profesional y científica.

Y si, tiene razón, su comunicado es muy, muy excesivo. Probablemente, desde su atalaya de empresario no entienda de cuestiones de ética profesional que a muchos médicos si nos preocupan. Y quiero pensar fué un recalentón fruto de su pasión empresarial, pero creo que sería de interés para Vd. y sobre todo para su empresa que se disculpara.

Juan Delgado
Pediatra
A Coruña

PS para Vd.: no creo que a ningún juez le parezca punible que publique el el blog su carta y mi respuesta. Vd. me ha escrito (entre otros destinatarios)  como Director General de una S.L. y en el curso de un debate electoral de una Sociedad. Lo que me parece punible, en cambio, son sus amenazas, pero, por lo dicho, yo de momento no voy a acudir a la vía judicial, que bastante tiene Vd. con la crisis y haberse puesto sin comerlo ni beberlo en medio del fuego cruzado de dos concepciones diferentes de la AEP. Mala suerte.

Anuncios

3 Responses to “Contestación al correo del editor de MI PEDIATRA”


  1. 21 abril 2009 en 11:14

    Estimado “Bloguero irascible” (recuerde que utilizo el mote por integrarme en sus costumbres),nada personal en todo esto.

    Bueno, son tantas las preguntas que usted realiza que me resultará muy dificil responder a todas ellas antes de las elecciones (perdón, pero no se si al no ser Pediatra puedo decir la palabra elecciones).

    En primer lugar, usted plantea si los puestos del staff son puestos remunerados. Pues no, no son puestos remunerados, por lo menos en lo que a nosotros concierne. Es norma común, que la Dirección Científica sea asumida por el Presidente de la Asociación, en este caso la AEP. La función de Gerente, sirve para controlar las estipulaciones del contrato y el derecho a veto de publicidad que puede ejercer y de hecho ha ejercido la AEP.

    Como es obvio, los Asesores no cobran un duro. En general puedo decirle que, creo sin excepción alguna, ninguno de los miembros del Comité ejecutivo cobra por sus colaboraciones.

    Sobre los cambios en el staff de la revista, lógicamente cuando se cambia la composición de la Junta de Gobierno, puede cambiar el staff. Decisión que debe consensuarse entre GRUPO ICM y la AEP, según estipulaciones del contrato-

    Así pues,como usted dice que “se tendría muy en cuenta el altruismo de los dirigentes actuales” Lamento comunicarle que es así.

    Bueno, en otro momento, comprenda que yo no soy funcionario y que también tengo que trabajar, hablaremos de la distribución y del cálculo de la publicidad, porque sinceramente, aquí está usted en otro mundo. Si multiplica la publicidad contratada en Telecinco por el precio de tarifa, tendría como resultado el presupuesto de todas las televisiones nacionales, autonómicas y locales, así que esto debe ser así. La respuesta en breve….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Las elecciones para la renovación de la Junta Directiva de la AEP 2009 son muy importantes. Participa!!
abril 2009
L M X J V S D
    May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

A %d blogueros les gusta esto: