Posts Tagged ‘Dodot

15
Dic
09

La nueva directiva de la AEP rinde cuentas: Iniciando el camino

Se ha publicado en el boletín Pediatría información una editorial firmada por Serafín Málaga,  presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP).  Toda ella refleja un nuevo estilo que me satisface enormemente y un cumplimiento de los compromisos adquiridos a través del programa electoral. No me arrepiento de haber apoyado su elección.  Juzgar vosotros mismos. La auditoría realizada sobre las cuentas promete, si los indicios señalados en este blog se confirman, nuevas y sustanciosas novedades se harán públicas próximamente.

Ya no me da vergüenza pertenecer a la AEP. Por el contrario, estoy orgulloso y satisfecho de haber contribuido modestamente al cambio. Queda mucho por hacer y seguramente habrá errores, consustanciales a la naturaleza humana, pero esto tiene muy buena pinta.

He  “tuneado” la editorial, añadiendo todos los enlaces que he encontrado de entidades, organismos, comités y asociaciones mencionados

Editorial

Una AEP para tod@s. Iniciando el camino

Transcurridos los cien primeros días desde la elección de nueva Junta Directiva de la Asociación Española de Pediatría, es el momento de informar a nuestros asociados acerca de las principales actuaciones que hemos llevado a cabo.

Desde el punto de vista institucional, el Comité Ejecutivo, en su primera reunión celebrada en el mes de julio pasado, decidió someter a la nueva Junta Directiva de la AEP la reincorporación inmediata de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), propuesta que fue refrendada por unanimidad. Este importante acuerdo ha posibilitado que se hayan mantenido reuniones con los presidentes de las dos Sociedades de Primaria para trabajar de manera conjunta, aunando esfuerzos.

En el capítulo de nombramientos, la Junta Directiva acordó, a propuesta del Comité Ejecutivo, mantener a Eduardo González Pérez-Yarza como Director de Anales de Pediatría y nombrar a Jaime Cuervo Valdés como editor de la página web de la AEP.

Reestructuraciones de los Comités y Grupos de Trabajo

En cumplimiento de lo previsto en nuestro programa electoral, se ha procedido a la reestructuración de los Comités y Grupos de Trabajo de la AEP, algunos en su totalidad,como el Comité Asesor de Vacunas (CAV) , y otros de forma parcial, como los Comités de Nutrición, Lactancia Materna y Seguridad y Prevención de Accidentes.

Asimismo, se han constituido nuevos grupos de trabajo: Pediatría Basada en la Evidencia (PBE), Historia y Documentación Pediátricas, Validación de Actividades Docentes (G-VAD), Pediatría Privada, Estatutos y Bioética. Los dos últimos están procediendo respectivamente a la revisión inmediata de los actuales Estatutos y la elaboración de un CÓDIGO ÉTICO, con la intención de que puedan ser refrendados en la próxima asamblea de socios que tendrá lugar en Maspalomas (Las Palmas) en junio de 2010.

A propuesta del Comité Ejecutivo se ha creado un Consejo Consultor, al que se han incorporado, entre otros, el presidente de la Comisión Nacional de Pediatría y un grupo de pediatras españoles de reconocido prestigio.

Publicaciones profesionales

Desde el punto de vista editorial, ANALES de PEDIATRÍA, portavoz oficial de la AEP, continuará siendo editada por Elsevier como publicación gratuita y abierta online.

ANALES de PEDIATRÍA CONTINUADA, dependiente de la Sección de Educación Pediátrica, será dirigida a partir de ahora por Santiago García Tornell con un nuevo equipo, independiente de Anales de Pediatría.

A partir de 2010, la publicación EVIDENCIAS EN PEDIATRÍA pasará a depender de la AEP y difundirá la producción científica del nuevo Grupo de Trabajo de PBE, distribuyéndose de forma gratuita y abierta online.

La revista, tras el generoso acuerdo de cesión de su cabecera alcanzado con la AEPap, será editada por Ex Libris y dirigida por el coordinador del grupo, Cristóbal Buñuel. En este mismo sentido, estamos negociando la mejora del acceso de nuestros socios a revistas on-line.

Mi Pediatra

Finalmente, se ha acordado profesionalizar aún más la publicación MI PEDIATRA, bajo la coordinación de Fernando Malmierca, vicepresidente segundo de la AEP, con el objetivo de que nuestros asociados mantengan un contacto permanente con la población potenciando la formación pediátrica de los padres y madres españoles.

Relaciones Institucionales

Desde la constitución de la nueva Junta Directiva, la AEP, como Sociedad Científica, ha sido convocada regularmente por el Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales. Así, en su calidad de integrante de la Comisión Técnica para la Gripe A, la Asociación ha participado en dos reuniones, la primera de ellas celebrada el 31 de julio pasado en el Palacio de la Moncloa con asistencia del Presidente del Gobierno y la Ministra de Sanidad, y la última, en el mes de octubre, en el Ministerio de Sanidad. La elaboración del Informe Técnico en Pediatría sobre la Gripe Pandémica del Grupo de Trabajo de PBE, y el posterior documento de consenso sobre el mismo tema emanado desde el CAV y la Sociedad de Infectología Pediátrica, ejemplarizan el espíritu de colaboración que constituirá la forma de actuar de nuestra Asociación en el futuro. Otro importante acuerdo ha consistido en solicitar la reincorporación de nuestra sociedad a la FACME (Federación de Asociaciones Científico Médicas), que se halla pendiente de aprobación en la próxima Asamblea de dicha Federación.

Análisis financiero de la AEP

En otro orden de cosas, estamos acometiendo un pormenorizado análisis de la compleja situación financiera y contable de nuestra Asociación y de la Fundación Española de Pediatría (FEP). A resultas de dicho análisis, estamos procediendo a agrupar nuestras cuentas y fondos en dos únicas entidades bancarias, suprimiendo las cuentas corrientes que el anterior Comité Ejecutivo mantenía abiertas a nombre de diferentes comités de la AEP.

Hemos tenido conocimiento, asimismo, de la presentación, a finales de mayo del presente año, de una querella criminal contra el anterior contable de la AEP, BLP, por falsedad de documento mercantil y estafa de algo más de 50.000 euros. El procedimiento penal se tramita por el cauce del procedimiento abreviado, y se encuentra en fase de instrucción ante un Juzgado de Madrid.

Todo lo anterior, unido a otros indicios y circunstancias de las que también hemos tenido conocimiento, ha hecho aconsejable que la Junta Directiva adoptase el acuerdo de solicitar una auditoría económica forense, de cuya realización se ha hecho cargo la prestigiosa firma KPMG Asesores, S.L. A la vista del resultado de dicho estudio, se emprenderían en su caso ulteriores actuaciones.

Organismos Administrativos

Con vistas a la reorganización de nuestra Asociación, hemos procedido a la reestructuración de sus organismos administrativos mediante la cancelación de los contratos del anterior gerente de la Fundación Española de Pediatría (FEP) y de la secretaria personal del anterior presidente en Bilbao, al tiempo que abordamos la contratación de un nuevo gerente, Jesús Cubero, con una formación y un perfil profesional óptimos para el puesto que ha de desempeñar y con un contrato sensiblemente más favorable para nuestra asociación.

La contratación de una nueva secretaria para nuestra sede, en jornada de tarde, garantizará la apertura continuada de la misma de lunes a jueves y su disponibilidad para reuniones de Comités, Grupos de Trabajo y Sociedades de Especialidades Pediátricas. La secretaría está procediendo a actualizar la lista de asociados y llevando a cabo un  proyecto de secretaría virtual, que facilite el intercambio de datos entre la AEP y las diferentes sociedades regionales. En este sentido, y como primer paso, hemos puesto en marcha una lista de distribución de correo electrónico para facilitar la comunicación entre los miembros de la Junta Directiva.

Revisión de los contratos comerciales

La revisión pormenorizada de los diferentes contratos subscritos por la AEP y la FEP con diferentes firmas industriales nos ha permitido comprobar que la vigencia de la mayoría de los mismos superaba con creces la duración del mandato de la Junta Directiva cesante. La cancelación de dichos contratos por desacuerdo con alguna de sus cláusulas obligaría a la AEP a soportar la correspondiente penalización por incumplimiento de contrato. Por este motivo, hemos optado por la renegociación individualizada de los referidos contratos, lo cual ha tenido una buena acogida por parte de la mayoría de las empresas contratadas.

Congreso y comunicación

Especial mención merecen las desventajosas condiciones del contrato suscrito con la empresa CYEX para la organización de nuestros congresos anuales, cuyos pormenores eran desconocidos tanto por el anterior Presidente del Comité Científico, como por la Junta Directiva precedente. Ello nos ha decidido a la apertura, de forma inmediata, de un concurso para la contratación de este importante servicio, acorde con las condiciones propuestas por el presidente de nuestro Gabinete Científico y Ejecutivo de Congresos.

En este mismo sentido, también de forma inmediata, se abrirá un concurso para la contratación de un GABINETE PROFESIONALIZADO DE COMUNICACIÓN que permita una amplia y continua difusión en los medios de comunicación y la sociedad de las actividades de la AEP.

Representación de la AEP

Se ha procedido a nombrar a los nuevos representantes de la AEP en la Comisión Nacional de Pediatría, que han recaído en el presidente de la AEP y en Roberto Hernández, Jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Infantil La Paz. Como primera actuación, conducente a lograr la acreditación de las áreas específicas de la Pediatría, el pasado mes de septiembre tuvo lugar una primera reunión conjunta de la Junta Directiva de la AEP, con la Comisión Nacional de Pediatría y los Presidentes de las Sociedades Especializadas, que contó con la presencia del presidente de la Comisión Nacional de Pediatría, Manuel Crespo, en la que se aprobó iniciar una serie de importantes medidas de actuación, bajo la coordinación de Antonio Nieto, vicepresidente primero de la AEP.

Hemos apostado por potenciar la representación de la AEP en el ámbito internacional, y en este sentido hemos asistido al Congreso de la ALAPE (Puerto Rico, noviembre 2009) y hemos confirmado la asistencia a la reunión de presidentes de Sociedades de Europeas de Pediatría en el contexto de la Academia Europea de Pediatría (Bruselas, diciembre 2009).

Fundación Española de Pediatría

La Fundación Española de Pediatría, como paso previo al desarrollo de su programa, está procediendo a constituir su nuevo patronato, al mismo tiempo que a la modificación de sus estatutos. Es difícilmente concebible que los actuales no contemplen al presidente de la AEP como patrón nato de la misma. Se están revisando a fondo las bases de los diferentes premios y becas que concede la FEP, con el fin de lograr una deseable uniformidad y garantizar la máxima transparencia en las adjudicaciones.

Los primeros pasos están dados. Nos esperan meses de arduo trabajo que hemos de priorizar. En este sentido hemos encargado a Luzán 5, una empresa especializada en el sector, el proyecto FUTURO, un Plan Estratégico de actuación para la AEP durante los próximos cuatro años, que presentaremos en la próxima Asamblea Ordinaria de la AEP durante el congreso de Maspalomas.

Nuestro principal objetivo es que la AEP sea la sociedad de todos y para todos. Con esta intención os invitamos a que nos remitáis vuestras inquietudes y sugerencias para conseguir así una amplia participación en la toma de decisiones. Sólo con vuestro apoyo será posible conseguir estos fines en esta nueva e ilusionante etapa.

Prof. Serafín Málaga

Presidente de la AEP

30
Abr
09

Hormigón

¿Habéis visto alguna vez romper un buen hormigón armado? (me refiero al de verdad, no a la cara de alguno): cuando ha fraguado el cemento, la grava, la arena y el acero forman una un conjunto dificilísimo de separar y romper.

Pues eso es lo que ha pasado en la AEP en los últimos años: se ha mezclado – e identificado –  a la AEP (o al menos su nombre) con los intereses de sus dirigentes,  la barrera de lo asociativo y lo privado se ha diluido y todo se ha mezclado con los intereses de la las Industrias Relacionadas con la Salud (IRS) (1) .

Las IRS aparecen, en ese sentido tanto como víctimas (sujetas a un exhaustivo ordeño) y como beneficiarias (a través de las ventas debidas a la publicidad directa e indirecta de sus productos). La publicidad y la información aparecen también entremezcladas de manera  confusa y engañosa. Las empresas fabricantes de vacunas, las casas de nutrición infantil y últimamente todo tipo de productos y complementos para niños (pañales, cremas, jabones y colonias, presuntos pediculicidas, productos lácteos …) son objeto de promoción y aval por parte de la AEP o la Fundación Española de Pediatría.

No existe independencia de criterio ni ética profesional,  la transparencia brilla por su ausencia, ni se contempla la posibilidad de que existan conflictos de interés  y el derecho de los profesionales y de la población a una información veraz e independiente  y no dirigida por la Industria es sistemáticamente violado.

Doce años de reinado absoluto y absolutista de Alfonso Delgado le han hecho perder el norte por completo. Se ha identificado a si mismo con la AEP y con la Pediatría con mayúscula. Las facilidades que proporciona una sociedad de gente atareada y no muy preocupada por el rumbo de los acontecimientos le han permitido el ejercicio de un poder sin apenas contestación, mientras se rodeaba de una guardia pretoriana interesada y fiel. Y el que se mueve no sale en la foto. Y si es una sección entera de 2.500 pediatras ni le tiembla el pulso: a la calle con ella.

(1) [aquellas dedicadas a la investigación, desarrollo, elaboración, distribución y venta de productos empleados en cualquiera de los campos de la Salud, ya sean productos para el diagnóstico o el tratamiento médico de las enfermedades, la prevención de las mismas, productos nutricionales empleados en la alimentación de niños sanos o en la terapéutica nutricional, empresas que producen y divulgan información médica, y otros similares]

23
Abr
09

AEP avala Dodot: que vergüenza

23
Abr
09

Quemando Etapas

El resultado de la “investigación”  Estudio por Etapas  “epidemiológico, transversal, multicéntrico y de ámbito nacional sobre una muestra de población de niños” ha dado lugar a un conjunto de cuadernitos íntegramente escritos por Alfonso Delgado. En ellos nos desnuda su alma puericultora. Para que todo quede en casa se auto-prologa y como es habitual el prologuista (o sea el mismo mismamente) alaga al autor (que también es él) y en un bucle infernal retroalimentado con triple feed-back demuestra nuevamente lo encantado que está de haberse conocido y dice:

delgado2“Se trata de un trabajo cuyo interés práctico está fuera de toda duda” (razonable, apostillo) ya que no hace más (ni menos) que recoger las preocupaciones que cada día las madres/padres plantean en las consultas. Hemos querido dar una respuesta concreta a cada una de las preguntas en un lenguaje fácilmente comprensible, teniendo siempre presente el más estricto rigor (mortis) científico. Nuestro deseo y esperanza (y caridad) es haber acertado frente a un reto tan ambicioso y ojalá hayamos sido capaces de dar una respuesta satisfactoria a las inquietudes de los padres.”

“Las preguntas …  corresponden a dudas reales que los padres y madres manifestaron con más frecuencia en las consultas de Pediatría durante el estudio. El Prof. Alfonso Delgado, Presidente de la Asociación Española de Pediatría, ha dado respuesta a todas ellas.” (todas-todas)

De nuevo quedándome sin antiácidos en casa, voy a transcribir algunas perlas cultivadas de estos consejos “cuyo interés práctico está fuera de toda duda“. Comentarios los justos, que ando mal de tiempo y no creo que los puericultores de la postguerra tengan eso del internes y mis cualificados lectores sabéis de que va.

Vuelve el mercurocromo 😉 (aunque tenga mercurio y produzca dermatitis de contacto)

“El ombligo se debe limpiar con delicadeza 2-3 veces al día para prevenir infecciones, con gasas estériles impregnadas en alcohol. Seguidamente, se puede pincelar con mercurocromo. Deben evitarse los antisépticos que contienen yodo.”

Dodot paga, y  el que paga manda:

“Para la limpieza en los cambios de pañal pueden utilizarse toallitas húmedas infantiles especialmente diseñadas para la limpieza y el cuidado de las pieles más sensibles.”

Para el estreñimiento: termómetros si, supositorios de glicerina no . Me estremezco al pensar de que “habito” hablará 😉

“Estimular el recto con un termómetro lubrificado con vaselina, teniendo cuidado de no dañar la mucosa ni el esfínter, de forma delicada. No es aconsejable recurrir a los supositorios de glicerina ya que se puede producir un hábito indeseable.”

Moco espeso, amarillo y verdoso = bacteria (y después nos quejamos: “pero Dr. ¿No me da nada para esos mocos verdes”?; explica tu ahora que las enzimas de los neutrófilos …). ¿Y este plural tan elegante? “mucosidades”, “dificultades”.

“¿Cómo se pueden quitar las mucosidades que hacen que el bebé tenga dificultades (sic) para respirar, tosa y tenga problemas para alimentarse? Es muy frecuente que los bebés presenten una rinitis con secreción acuosa que dificulta la respiración y que suele ser consecuencia de un catarro de vías altas de causa habitualmente virásica. Cuando la secreción nasal es más espesa y amarillenta verdosa, puede ser por una sobreinfección bacteriana.”

Dejar de respirar tiene graves consecuencias (los padres nunca le agradecerán bastante esta revelación, este secreto guardado en la cámara de los tesoros de la Fundación)

“¿Qué se debe hacer si el bebé se atraganta o deja de respirar?
Los atragantamientos se incluyen entre los accidentes más frecuentes (sic) que puede sufrir un lactante. La mayor parte de las veces se debe a que se le fuerza a tomar, la apertura de la tetina es demasiado grande o bien se debe a que se produce una ingestión (sic) (el problema será si lo aspira, digo yo) de un cuerpo extraño. Es por esto que se deben evitar las causas que pueden producir atragantamiento, ya que éste comporta el que el niño deje de respirar con las graves consecuencias que pueden derivarse de una anoxia prolongada.

El que no muera-de- ingerir-un-cuerpo-extraño- con- la-consecuencia-de-atragantamiento-que-comporta-que-deje-de-respirar-con-las-graves-consecuencias-que-pueden-derivarse …  ¡Remátalo!: hazle la maniobra de Hitler digo Heimlich. Me imagino al pobre padre llagando a urgencias con el niño aplastado (esmagado decimos en Galicia) ¿os parece que exagero?: ¡ es que esto está en el cuadernillo de recién nacido !

“Existen una serie de maniobras para evitar el atragantamiento en niños pequeños y en niños mayores, como es la “maniobra de Heimlich”*, que es aconsejable que sean bien conocidas ya que su correcta aplicación puede salvar vidas.

* Maniobra de Heimlich. Consiste en abrazar a la persona por detrás y ejercer una presión intensa y brusca a nivel del esternón, para tratar de conseguir que expulse el cuerpo extraño que obstruye la vía respiratoria.”

Con la fiebre llega la coronación, la apoteosis estultícica:

Primero nos previene (“correctamente” como le gusta subrayar) que hay una fobia hacia la fiebre no cientificamente justificada:

“¿Cómo se deben administrar correctamente los antitérmicos? La fiebre es una de las manifestaciones que más preocupan a los padres. Hay una fobia hacia la fiebre, que no está científicamente justificada. Se ha dicho y con razón que: “la fiebre no siempre es una enemiga, muchas veces puede ser una amiga”.

De nuevo (correctamente) nos dice que fiebre ≠ antibióticos:

“Además, hay que superar el concepto equivocado de: fiebre = infección = necesidad de administrar antibióticos.

Por dos razones fundamentales:

1) porque hay muchas causas de fiebre que no tienen un origen infeccioso y
2) porque aunque en muchas ocasiones se debe a una infección, habitualmente, en estas edades, es de origen viral y por lo tanto no requiere antibioterapia.”

Estadísticamente para un padre la posibilidad de que su hijo tenga fiebre de origen no infeccioso debe ser del orden de…  ¿una entre 10.000?

“La sospecha de que un niño tiene fiebre debe confirmarse poniéndole el termómetro en el recto o utilizando los más modernos sistemas de medición de temperatura en el oído a nivel de conducto auditivo externo. Las tiritas aplicadas en la frente son poco fiables. Se considera normal una temperatura de hasta 37º C en axila y 37,5 º C en recto.”

Fiebrefobia no termómetrofilia si.  Ya sabéis dos opciones: o por detrás o con el termómetro “a nivel del conducto auditivo externo”. No hay otra posibilidad.(¿y la axila?, o la boca que tanto le gusta a sus “amigos” – de mis amigos líbrame Señor, que de mis enemigos ya me libro yo –  de la Academia Americana de Pediatría)  No importa que aunque sea “mas moderno” el termómetro timpánico tenga la misma precisión que el sitio por donde se introduce el termómetro rectal. Y ¡esto está en el capítulo de 3-7 años!, como lo cojan estos niños se va a enterar. ¡Toma temperatura rectal capullo!

Después demuestra que es un hombre de “recursos”, “recurriendo a hacer bajar la fiebre” ¡que castellano de gacetillero de pueblo, por Dios !:

“Se recurrirá a hacer bajar la fiebre cuando ésta supere los 38-38’5º C, sobre todo si se trata de niños menores de 2 años, por la posibilidad, y más si hay antecedentes familiares, de que tengan una convulsión febril. En caso de fiebre, se debe poner al niño poca ropa, controlar la temperatura ambiente y aplicarle pequeñas compresas de agua templada (para robar temperatura al cuerpo). También se puede recurrir a administrar Paracetamol o Ibuprofeno, que junto al efecto antitérmico también son analgésicos y antiinflamatorios. Se dispone de estos preparados en solución y supositorios, y debe ser su Pediatra el que aconseje cuándo administrarlos, por qué vía, en qué dosis y durante cuánto tiempo.

Esatamente (este palabro va así apropósito para la ocasión) : amenazar a los madres con una convulsión febril (en el cuadernillo de 3 a 7 años!!) es combatir la fiebrefobia de la mejor manera. No importa que sólo un 2% de la población sea susceptible a tener convulsione febriles y que esté demostrado que andar paranoico con los antitérmicos no previene nuevos episodios, tampoco importa su naturaleza beningna, hay que mantener la ya no tan buena fiebre a ralla. El mayor peligro de una convulsión febril son los accidentes de tráfico camino del centro sanitario y la iatrogenia intervencionista cuando llega al mismo. (Homenaje a MMM)

Los expertos, las guías, la ciencia dice que la indicación para “recurrir a hacer bajar la fiebre” es el malestar, no el nivel del termómetro, que las medidas físicas no son recomendables, que si hay indicación para bajar la fiebre, para contrarrestar el termostato hipotalámico hay que dar antitérmicos y dejarse de compresas y cataplasmas. De momento el paracetamol no es antiinflamatorio, primo putativo mio, ni el ibuprofeno lo hay en supositorios (afortunadamente, que es muy irritante)…

Pero da igual el “Profesor” Delgado habla ex cátedra, nosotros,  las bases engañadas por las maniobras orquestales en la oscuridad de determinados sujetos de la AEPap y la SEPeap, tenemos que leer las guías de práctica clínica, revisar la bibliografía… pardillos.

Me ha parecido exagerado poner la cita con su página y todo. Si hay alguien incrédulo puede bajarse los cuadernillos de aquí.  Hay más, pero me encuentro muy mal, creo que voy a vomitar.

No os olvidéis de borrarlos al acabar de sufrir. Y si los tenéis en papel, pensaba deciros que los quemarais, pero no hay que contribuir al efecto invernadero: romperlos y llevarlos al contenedor de reciclar papel.  Para divulgar hay que saber escribir, ponerse en el lugar del otro y  saber de que se habla para dar un mensaje. En Delgado no se dan ninguna de las circunstancias.

Delgado no sólo ha monopolizado la divulgación de la AEP (Consejos Etapas,  su consultorio de la Srta. Pepis en Mi Pediatra y ahora la Guía de Puericultura, que se sepa) , y seguro que no ha sido gratis, tanto en caja “A” como en “B”, es que además escribe como un gacetillero y no tiene ni idea de Puericultura. Déjenos a los pediatras de primaria que hagamos nuestro trabajo señor Delgado, váyase de una vez de la AEP  y dedíquese a estudiar para desempeñar la cátedra con dignidad y a ejercer la jefatura de servicio cuya titularidad ostenta. Deje de hablar en nombre de Los Pediatras. No queremos que siga sacrificándose por nosotros en la Fundación, muchas gracias por los “servicios” prestados.

Le agradezco enormemente que nos dé la oportunidad de pasarlo por la urnas, así no se irá de rositas.

La nueva Junta debería publicar un anuncio no haciéndose responsable de las consecuencias dañinas de estos consejos ni por “etapas” ni todos juntos. Y espera que pille la “Guía de Pericultura”, según me han dicho eso tiene que ser la repanocha, pero a mí no me la mandaron, tengo que esperar a que salga el próximo número de Mi Pediatra. Voy a comprar más omeprazol.

21
Abr
09

Resultados del Estudio Etapas de Alfonso Delgado (esperando a Dodot)

20
Abr
09

Contestación al correo del editor de MI PEDIATRA

Esta es la respuesta al editor de MI PEDIATRA al nunca podré agradecer suficiente que me pusiera a huevo una entrada sobre este jugoso tema.

Estimado Sr. Ángel Salvador (y resto de receptores de este correo):

Efectivamente estamos incursos en un proceso electoral muy especial y me remito a los detalles expuestos en el blog al que Vd. hace referencia, en el que podrá hacerse cargo de la gravedad de la situación que atraviesa nuestra Asociación.
Personalmente no me gustan las revistas que mezclan, a la manera que hace MI PEDIATRA , información sobre salud con publicidad que me parece (y a muchos otros pediatras) ambigua y equívoca pero creo que Vd. y su grupo tienen derecho a editar lo que les venga en gana. En muchos casos no parece claro que las marcas patrocinadoras y anunciantes no influyan en la línea científica y de contenidos de MI PEDIATRA: algo tan aparentemente inocente como tratar un tema y no otro ya puede ser tendencioso.

Pero le puedo asegurar que, al margen de esto, muchos, posiblemente la mayoría, de los pediatras de este país no nos sentimos representados por los contenidos médicos de MI PEDIATRA en gran medida tópicos, redactados por personas que no son auténticos especialistas en el tema que tratan, con frecuencia no se corresponden con las pruebas existentes y las recomendaciones más cualificadas disponibles ni “sustentada en bases científicas y acorde con el estado actual de la ciencia”. A menudo dichas recomendaciones difieren de lo que todos los días decimos en nuestra consulta y nos causan problemas con nuestros pacientes.

Le agradezco que me aclare una serie de temas sobre los que buscaba datos  y no los encontraba en ninguna parte (entiéndalo no soy periodista, sólo bloguero para esta ocasión), a saber:

  • que la cabecera de MI PEDIATRA es de propiedad de GRUPO ICM
  • que existe acuerdo de colaboración con la AEP mediante contrato refrendado en Junta de Gobierno y firmado por ambas partes
  • que dicho contrato contempla:
    • el Asesoramiento científico por parte de la AEP (según Vd “no el aval científico, como ha dicho algún indocumentado”)
    • unas contraprestaciones económicas,
    • la distribución a Pediatras
    • la obligación de contar en cada número con un porcentaje de pediatras de la AEP estipulado.
  • que dicho contrato tiene más detalles que no me (nos) refiere
  • que solamente la distribución a los Pediatras y los colaboradores-pediatras que escriben, suponen un coste anual por encima de los 100.000 €.

Pues bien, a muchos pediatras no nos parece bien que una revista privada, propiedad de su grupo, como MI PEDIATRA, con los contenidos que ya he comentado, sea publicitada desde la web de la AEP y aparezca ante la opinión pública como órgano de expresión de la AEP para padres y familias.

Distingue Vd. entre “asesoramiento” y “aval científico” y considera que el que dice “aval científico” está “indocumentado”. Hace bien en distinguir entre aval, que es algo de mayor nivel e implica que el avalista responde de la conducta de otra persona, en este caso de los contenidos científicos, y asesoramiento, que es de menor nivel y significa dar consejo o dictamen. En este último caso, el asesorado decide lo que quiere bajo su responsabilidad. Efectivamente en la cabecera de MI PEDIATRA, dice “Asesoramiento científico: Asociación Española de Pediatría” , pero tiene que buscar a los indocumentados en su propia casa:

En primer lugar en la web de GRUPO ICM en la que dice textualmente

“Revista de consulta sobre salud materno-infantil escrita por los mejores profesionales de la pediatría de nuestro país y avalada por la Asociación Española de Pediatría (AEP). En cada número se ofrecen los mejores consejos de salud y pautas de actuación para cuidar de tu hijo, desde el embarazo hasta la adolescencia.”

En otro apartado de la web vuelve a decir “avalada”.

En segundo lugar en la web de la propia AEP donde se dice

“La revista MI PEDIATRA es la única publicación mensual sobre salud materno-infantil que cuenta con el aval y el asesoramiento científico de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Desde su nacimiento, en el mes de enero de 2006, MI PEDIATRA intenta acercar, aún más si cabe, la figura del pediatra a todos los padres y madres a través de sus múltiples colaboradores, los mejores profesionales de la pediatría de nuestro país. En cada número podrás encontrar todos los consejos sobre la salud de tu hijo y la información más actual, con el mayor rigor científico.Pero MI PEDIATRA también se ocupa de la futura mamá, para ella dedica una sección especial sobre el embarazo, porque la salud del bebé también depende de la madre. Con esta publicación la AEP lidera uno de sus objetivos fundamentales que es el de prestar un servicio continuado de divulgación científica de la cultura sanitaria, a nivel de la sociedad española, con el fin de mejorar la calidad de vida y salud de los niños españoles.”

En tercer lugar en la Memoria 1998-2008 que no sé si Vds. habrán editado como hacen con la mayoría de las publicaciones de la AEP que, repartida en plena campaña electoral, dice (apartado “Otras Publicaciones”, página 44):

“Mi Pediatra Revista mensual destinada al público en general y de venta en quioscos. Su objetivo es servir de consulta sobre salud materno-infantil para los padres. Está escrita por profesionales de la pediatría de nuestro país y avalada por la Asociación Española de Pediatría (AEP). En cada número se ofrecen los mejores consejos de salud y pautas de actuación para cuidar del niño, desde el embarazo hasta la adolescencia.”

Ya ve, el indocumentado estaba bien documentado. Y la “documentación” indica que ni aval ni asesoramiento: se presume de las dos cosas. Es Vd. el que no había hecho los deberes.

Y persona mucho más cualificada que yo, que soy un humilde pediatra de cabecera ha dicho que

“No me imagino al Presidente de la AAP (Academia Americana de Pediatría) respondiendo a preguntas de padres en una revista comercial”… Sin duda, usted conoce bien las publicaciones de esa entidad y, todas ellas tienen un coordinador/es de un comité editorial formado por verdaderos expertos. En la revista Mi Pediatra, sin querer descalificar a nadie, parece imperar más el amiguismo con los autores e hijos éstos que un auténtico criterio representativo de todos los pediatras.”
Dr. Santiago García-Tornel Florensa
Doctor en Medicina
Profesor Asociado de Pediatría de la Universidad de Barcelona

Me encantaría conocer el acuerdo de colaboración con la AEP mediante contrato refrendado y firmado por ambas partes que me menciona. Estamos precisamente en campaña electoral, discutiendo lo adecuado de estas y otras actuaciones de la Junta Directiva saliente que, en gran medida, se presenta a la reelección. Así que refiera Vd. los detalles que no me detalla en su mensaje y que le detallo a continuación:

En particular esas contraprestaciones que menciona, además de las dedicadas a los colaboradores-pediatras que escriben, me podría aclarar:

  • ¿cuales son, si es que existen, para la AEP y/o la Fundación de Pediatría (francamente deberían de ser importantes por hacer publicidad en la página web y asesoría+aval).
  • ¿cuales son, si es que existen, las retribuciones del staf médico en concepto de su labor directiva de la revista? en particular para:
    • El Director Ciéntífico y Médico: Dr. Alfonso Delgado Rubio (Presidente AEP)
    • El Gerente:   Dr. Norberto Moreno
    • El responsable de la  página web Mi Pediatra: Dr. Julio Guerrero-Fdez.
    • Los Asesores Científicos:
      • Dra. Isabel Polanco Allué (Comité Ejecutivo de la Junta Directiva AEP)
      • Dr. Carlos Paredes Cencillo (Comité Ejecutivo de la Junta Directiva AEP actual Tesorero y candidato a Presidente)
  • ¿cobran también estos señores por sus artículos? (en el último número la Dra Polanco y el Dr Paredes publican uno cada uno)
  • ¿cobra, asimismo, el Dr. Alfonso Delgado por la sección “TU PEDIATRA RESPONDE …”?
  • ¿los cargos del Staff médico que pertenecen al Comité Ejecutivo de la Junta Directiva de la están vinculados a esta situación o cambiarán si cambia la directiva?

Comprenderá que estas y otras cuestiones son de vital importancia para los socios de la AEP llamados a elegir una nueva Junta Directiva.

Aunque el contenido de la revista no nos guste eso es mejorable. Aunque aparezca como órgano de expresión de la AEP para la población no nos convenza, eso se puede cambiar o se puede modificar el control del contenido para que sea realmente responsabilidad al 100% por la AEP y sus comités científicos.

Pero ciertamente tendríamos muy en cuenta el altruismo de nuestros dirigentes si cobraran nada o poco y la parte del león se la llevara la AEP y/o su Fundación. O si estuvieran desempeñando esa labor en función de su condición de dirigentes y la abandonaran a acabar su mandato. En cambio no sería nada positivo que aprovecharan su condición de directivos para avalar y publicar en revistas de contenido no compartido por muchos electores, empeñando el nombre del colectivo y con pingües beneficios personales y se hubieran convertido en fijos de la revista.

Me dice Vd. que la distribución a los pediatras está incluida en ese gasto anual de más de 100.000 €.

Según la página web del GRUPO ICM la revista se distribuyen gratuitamente cada mes a  más de 9.500 Pediatras de la AEP y que estos solicitan 19.000 ejemplares más para sus consultas. ¿ese gasto incluye ambos grupos o sólo al primero?. Porque, fíjese lo que son las malas lenguas, a mí me habían dicho que las pagaba un laboratorio. ¿Quien paga qué? ¿Los pediatras, la Industria, o la AEP – en especie en este caso, mediante la publicidad en su página web y el asesoramiento+aval – ?

Siempre según su página web, la revista se envía a las maternidades de todo el país (1.500 unidades), a tiendas de moda Cambrass (5.000 ejemplares), a las peluquerías Spejo´s (+ de 1540), a Carrefour (12.000), a Clinisas de Mapfre Caja Salud (500) a Toys RU´s (14.000) y se hacen bajo el epígrafe de “gratuitas” (perdone la curiosidad pero ya que Vds. no son una ONG ese “gratuitas” que significa ¿que no se cobran al público? ¿que no se cobran a las entidades a las que se les envían? ¿se sobreentiende que los anunciantes pagan las tarifas de publicidad en función de esa distribución? ¿que las paga un tercero? ¿los anunciantes como Cambrass reciben esos ejemplares como compensación a sus anuncios?

Perdone mi atrevimiento, pero ya que me ha dado una lección de periodismo, ya puestos, me gustaría conocer un poco más de los entresijos del mundo editorial.

Siguiendo con sus propios datos, quizás no muy actualizados, la tirada es de 100.000 ejemplares y la difusión de 89.582. Según eso, se venderían en el quiosco 26.542 ejemplares. No sé, supongo que como no son una ONG habrán calculado sus ingresos y sus gastos y les compensará editar una revista de la que tienen colocada casi el 90% antes de salir de la imprenta.

Lo que si he hecho es comprobar las páginas del número 38 de MI PEDIATRA , último publicado hasta el momento, que sepa. Lo he tenido que comprar con gran dolor de mi corazón en el quiosco (a mi no me llega, así que descuente Vd uno y le quedan más de 9.500 ejemplares menos uno). Tiene 106 páginas + portadas (y no 114 + portadas que publicita su web). Si no me he equivocado casi el 30% de sus páginas son publicidad, la mayoría explícita, alguna difícil de distinguir de la información. Según sus propias tarifas eso supone unos ingresos mensuales de unos 250.000 € mensuales de publicidad. A eso habría que añadirle los encartes, el Anuario, los ejemplares vendidos en los quioscos y los repartidos “gratuitamente” si alguien patrocina esa gratuidad.

No, no parece una ONG. Aunque yo no entiendo de esto, no se cuantos gastos tiene (las retribuciones al Staff médico, por ejemplo). Pero me encanta aprender y estoy esperando ansioso su respuesta y aclaraciones.

Entenderá que no amplíe mi análisis en este momento a las otras revistas y publicaciones de su grupo de otras especialidades y materias de las que yo no entiendo nada (ellos sabrán si están satisfechos con los contenidos).

Ni siquiera a las que edita la AEP como Pediatría Magazine o Pediatría Información (que con frecuencia es utilizada como vehículo de opiniones y críticas de la Comisión Ejecutiva de la AEP sin derecho a réplica). Ni de Inmunidad y Vacunas, boletín informativo sobre vacunación avalado por la Asociación Española de Pediatría (AEP) y la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene para el laboratorio Sanofi que ofrece información científica sobre vacunación para pediatras: novedades en el calendario vacunal, recomendaciones médicas, literatura internacional comentada sobre vacunas, etc.

Tampoco es el momento de hablar de la Guía de Puericultura de la AEP editada también por Vds. y patrocinada por Dodot.

Supongo que, como cualquier empresa editorial editan lo que les paguen y punto, que ese es su trabajo. Hablar del contenido de esas publicaciones es cosa nuestra y ya lo haremos cuando toque.

Comprenderán Vd que resulta INADMISIBLE: que se de Vd por aludido, cuando lo que se dirime en este debate, es si los contenidos de MI PEDIATRA son adecuados, si deben ser avalados-asesorados por la AEP y, para saber siempre según sus palabras, si es un “negociete” de alguien en la AEP, tendremos que disponer de los datos que amablemente le solicito.

Tampoco es admisible que Vd califique mis comentarios acerca de las elecciones y la marcha de mi Asociación de barbaridades Lea mis comentarios atentamente y tendrá la oportunidad de comprobar de que lado quedan las barbaridades.

Ni que califique de descerebrado al que intente que este debate llegue a la sociedad, que es la que, en última instancia se ve perjudicada o beneficiada de los temas que están tratando puesto que es la que paga los productos que sustentan la publicidad y la revista en los quioscos y tiene derecho a una información veraz y al comportamiento ético de las sociedades científicas y profesionales y sus dirigentes.

Personalmente he mandado un mail a un periodista (está publicado en el blog) pidiéndole que reflejara en su revista auto-calificada de “Informativo Confidencial de la Sanidad” lo que le pareciera conveniente del debate que se está dando. No tengo ninguna prueba de que en un alarde corporativo le haya ido a Vd. con el cuento, pero en caso de ser así diría poco de la confianza que pueden tener sus fuentes en su confidencialidad.

En cuanto a las consecuencias de este debate le remito de nuevo al blog. A mucha gente nos parece que lo que traería nefastas consecuencias para la AEP sería seguir en la situación a la que hemos llegado.
En cuanto a la AEPap, si la Junta Directiva mantiene la sede social en el mismo domicilio que la editorial  EXLIBRIS EDICIONES, SL lo cual ni siquiera se si es cierto, es entre otras cosas porque no tenemos o teníamos en su día recursos para tener una sede propia y que esta editorial amiga se prestó en su día a hacernos el favor.

Sepa Vd. que esta excelente editorial trabaja con nosotros a precios muy inferiores al mercado y no habríamos publicado ni un triste folleto si no fuera por su colaboración.

Claro que es propietaria de la la revista PEDIATRÍA de ATENCIÓN PRIMARIA (PAP), como DoymaElsevier lo es de Anales de Pediatría. Pero eso no es ningún obstáculo para que la revista sea nuestro vehículo de expresión y publicación oficial de la AEPap sin ningún condicionamiento ni reproche que hacerle a la editorial.

Sabe Vd. perfectamente que DINARTE, SL es la imprenta de EXLIBRIS EDICIONES, SL y nuestra asociación tiene un trato preferente con ambas porque sólo nos han demostrado profesionalidad, cariño y buen hacer,  además ningún socio se ha mostrado nunca en discrepancia con el contenido de las publicaciones de la AEPap y hablo de oídas porque nunca he sido directivo de dicha asociación. Claro que se venden sin recato en la página web de la AEPap, las publicaciones de la AEPap que da la casualidad que edita EXLIBRIS porque es la que mejor nos trata y ha sabido esperar cuando no tenías liquidez en gran medida por culpa de sus colaboradores médicos de MI PEDIATRA.

La AEPap compra a INFODOCTOR, SL un servicio de alojamiento de su página web ,  que de momento ha realizado a la perfección y que incluye el registro del dominio de la página web. En cuanto a JJ Cuervo, que no dudo que le contestará en cuanto tenga conocimiento de su carta, ponga la mano en el fuego por él  me imagino que si ha registrado el dominio alternativo, aepap.es será para bloquearlo y evitar que un cantamañanas oportunista nos cause problemas con él. La noticia sería que lo usara o que nos lo intentara vender, cosa, que como Vd. se imagina, no ha sucedido ni sucederá.

Claro que este es el modelo de Sociedad Científica (el de la AEPap) que defiendo, no puede Vd ni imaginarse cuanta sabiduría, honradez y buen hacer hay en ella.

Sepa, también, que no he cobrado por ninguna de mis colaboraciones y aportaciones ni en la revista PAP ni en la página web de mi sociedad. Que lo único que he recibido ha sido una compensación cuando he realizado un taller o seminario o he expuesto algún tema en un Curso o Congreso y unos magros derechos de autor por un libro coral sobre actividades preventivas publicado por el grupo de trabajo que goza de cierta autonomía (por ejemplo esa publicación a la que me refiero) al que pertenecía hasta hace poco y con el que sigo manteniendo una intensa relación.  Tampoco me arrepiento ni niego haber aceptado ayudas de la Industria farmacéutica y de nutrición infantil para acudir a reuniones y otros fines relacionados con la formación continuada y la docencia. Le reto a que demuestre que eso ha influido en mis prescripciones. Asimismo le diré que el seguimiento de la lactancia materna entre los niños que cuido es muy superior a la media.

No se a que “otros muchos asuntos que me son aún más cercanos” se refiere, pero le invito a que me los comunique, a ver si soy capaz de aclarárselos.

Por lo tanto todo lo que me dice no me parece ninguna carnaza para la prensa como Vd dice. En el fondo estoy deseando que determinadas cuestiones vean la luz y que se haga propaganda a la causa del cambio en la AEP.

No tengo vocación periodística ni tardía ni temprana: estoy ejerciendo mi derecho a la libertad de expresión en una situación muy adversa en una Asociación que, en mi opinión va a la deriva. Aquí nadie está jugando a reportero,  se trata de realizar y participar en un debate que, de otra manera no es posible. (vea Vd. la carta a Carlos Ortiz). Sólo exabruptos como el suyo la sacaran del ámbito en el que está: una serie de blogs para iniciados que a la mayoría de la gente no le interesa.
También, para terminar, creo que estoy en condiciones de exigirle que, aclarado que el problema no va con Vd., cuya actividad empresarial es irreprochable, o mejor dicho, no tengo ninguna razón para creer que no lo sea, DEJE DE AMENAZAR con la vía judicial y la utilización de los medios de comunicación. Sabe Vd. perfectamente que los perjudicados no seremos las personas que queremos cambiar el rumbo de la AEP, y que la publicidad no es a nosotros a quién va a hacer daño.

Y sea Vd. prudente, porque, exceptuándome a mí, que no voy en la candidatura, puede estar amenazando a la próxima Junta Directiva de la AEP, con la que seguramente le convendrá mantener una buena relación para salvar lo que se pueda de la productiva relación que ha mantenido hasta la fecha con nuestra Sociedad.

Dicho todo esto, quiero significarle que le deseo muchos éxitos y suerte a Vd. personalmente y a su grupo de comunicación. No tengo nada en contra de Grupo ICM ni de Vd. y lamento haberle causado cualquier inconveniente.  Lo que está en juego en este debate no es su posición como empresario, ni el de su grupo, lo que estamos debatiendo es el cambio de rumbo que debe imprimirse a nuestra sociedad profesional y científica.

Y si, tiene razón, su comunicado es muy, muy excesivo. Probablemente, desde su atalaya de empresario no entienda de cuestiones de ética profesional que a muchos médicos si nos preocupan. Y quiero pensar fué un recalentón fruto de su pasión empresarial, pero creo que sería de interés para Vd. y sobre todo para su empresa que se disculpara.

Juan Delgado
Pediatra
A Coruña

PS para Vd.: no creo que a ningún juez le parezca punible que publique el el blog su carta y mi respuesta. Vd. me ha escrito (entre otros destinatarios)  como Director General de una S.L. y en el curso de un debate electoral de una Sociedad. Lo que me parece punible, en cambio, son sus amenazas, pero, por lo dicho, yo de momento no voy a acudir a la vía judicial, que bastante tiene Vd. con la crisis y haberse puesto sin comerlo ni beberlo en medio del fuego cruzado de dos concepciones diferentes de la AEP. Mala suerte.

05
Abr
09

“Retrato”… digo contestación de Alfonso Delgado a García-Tornel

Estimado Dr. García-Tornel:

He recibido su carta de fecha 23/03/09 y le agradezco su primer párrafo en el que hace una muy buena valoración de mi gestión como Presidente de la AEP.

Seguidamente Vd. hace una crítica, a la que tiene todo el derecho, y me voy a permitir contestar los puntos que Vd. señala y con los que no está de acuerdo, no para convencerle sino para que conozca el porqué de mi comportamiento:

– Manual de Puericultura: Vd. se refiere que en el Comité Editorial del libro está formado por 2 Pediatras, 2 personas de DODOT y dos del Grupo ICM. Quizás no se ha percatado que el Manual está también asesorado por 8 Comités o Grupos de Trabajo de la AEP , en los que se basa en buena medida el contenido del mismo. Como puede imaginarse un libro de estas características no puede ser escrito por un amplio número de profesionales ya que su coordinación es tanto más complicada cuanto mayor es el número de autores.

– Anuncios TV DODOT-Nenuco: Evidentemente se han establecido alianzas con estas empresas con el previo visto bueno de la Junta Directiva. Los ingresos económicos por esta colaboración son conocidos por la Junta y sus ingresos se hacen en la AEP con total transparencia. Debe saber que otras Sociedades científicas e Instituciones tan prestigiosas como la Sociedad Española de Cardiología, la Universidad de Navarra, etc., aparecen también en TV en alianzas semejantes con otras empresas, sin que esto signifique ningún desprestigio, y esto ocurre en otros muchos países de nuestro entorno socio-económico y político. Es más, que la AEP controle el diseño de un alimento a través de su Comité de Nutrición, por ejemplo, es algo que nos debería llenar de satisfacción, ya que se reconoce por una parte el prestigio de la AEP y de sus Comités y por otra, se presta un gran servicio a la sociedad en relación con la salud. Debe conocer en relación con DODOT, que en su día, antes de que yo fuese Presidente, la AEP a través del Prof. Doménech hizo un estudio sobre la calidad de los pañales de DODOT, emitiendo un informe muy positivo sobre los mismos.

Tenga en cuenta que los ingresos por estos conceptos, así como por los Congresos, etc., suponen la principal fuente de financiación de la AEP , que después revierte en las Sociedades Regionales y en los socios. La captación de estos recursos económicos ha permitido y permite que los socios de la AEP , dispongan de una magnífica sede en Madrid que está a su disposición y a la de todo el que la necesite; que Vd. reciba ANALES de forma gratuita, así como otras muchas más publicaciones de gran utilidad;
que pueda acceder a la web y disponer de revistas para su formación continuada; que podamos editar libros y monografías de la más distinta índole de forma gratuita para nuestros socios; que cientos de Residentes tengan la posibilidad de disfrutar de becas de estancia corta (muchos de los cuales van a su hospital), etc.

– Revista MI PEDIATRA: Créame que ha sido una feliz idea y que lo demuestra el hecho de que Sociedades tan prestigiosas como: Cardiología, SEGO, SEMERGEN (por ahora), hayan copiado la idea.

Me sorprende que diga que “no me imagino al Presidente de la AAP respondiendo a preguntas de padres en una revista comercial, ni escribiendo libros de Puericultura para padres”. Debe saber que si en algún país, las personas con mayor responsabilidad en las Sociedades Científicas son las que más divulgación llevan a cabo, es en EE.UU. Tuve ocasión de comprobarlo con mis propios ojos, durante el año sabático que estuve en ese país en la George Washington University.

Por otra parte, he insistido hasta la saciedad en que se incorporen a escribir en MI PEDIATRA, todo los profesionales que quieran, pero no olvide que la revista no es propiedad de la AEP y estoy de acuerdo con Vd. en que se debe evitar el repetir autores, pero según me dicen en la editorial, no encuentran la colaboración necesaria en muchas ocasiones.

Por este motivo le ruego, si Vd. lo considera oportuno, poder facilitar su nombre y el de otros colaboradores de su Hospital para que se incorporen a la labor fundamental de divulgar conocimientos sanitarios y hábitos saludables a través de MI PEDIATRA.

Como ve he querido exponerle mi punto de vista a sus críticas que respeto y tomo en consideración, ya que las interpreto en sentido constructivo.

Respecto a publicar su carta, no me parece oportuno por dos razones: 1) porque tampoco doy publicidad a las que recibo de apoyo y reconocimiento a mi gestión, que son muchas más que las críticas, y 2) porque tendría que publicar también mi respuesta y no lo considero razonable.

En cualquier caso, como Vd. sabe, dejo la Presidente de la AEP el próximo Junio, durante el Congreso de Zaragoza, y me permito pedirle su apoyo a la candidatura del Dr. Carlos Paredes, en la que voy como Presidente de la Fundación. Esta candidatura, pretende no dar marcha atrás, ya que los cambios positivos por Vd. comentados en el primer párrafo de su carta, se perderán y volveremos a los “viejos tiempos”. Créame que he trabajado mucho para conseguir esta renovación que está en franco peligro, aunque muchos crean que lo conseguido es irreversible.

Reciba mi estimado colega, mis más cordiales saludos,

Prof. Alfonso Delgado Rubio.
Presidente de la AEP.




Las elecciones para la renovación de la Junta Directiva de la AEP 2009 son muy importantes. Participa!!
mayo 2017
L M X J V S D
« Dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031